Tipos de problemas sexuales en las mujeres

Anuncios publicitarios

Problemas sexuales femeninos

Se sabe que muchas mujeres en algún momento de su vida sexual, pueden llegar a presentar o experimentar algún tipo de problema o dificultad en esta área. Lo cierto es que los problemas sexuales en las mujeres son muchos. Sin embargo, muchas desconocen cómo pueden solucionarlos y revertirlos de una forma eficaz para poder seguir o lograr disfrutar de su vida sexual con tranquilidad y placer.

Con el fin de que puedas identificar tu problema, empezar a tratarlo y especialmente conocerlo, en este artículo presentamos una serie de problemas sexuales que se presentan frecuentemente en el organismo femenino:

1. Dispareunia

Aparece cuando para la mujer el proceso de penetración es tan intenso que puede causar un dolor en el que varía el nivel. Algunas de las razones por las que se presenta este problema, son mayormente relacionadas con la etapa posparto, por ejemplo, haber tenido infecciones o algún evento traumático importante.

El dolor puede sentirse tanto en el interior como en el exterior de la vagina cuya profundidad también puede variar. Para su tratamiento generalmente se usan antibióticos en caso de infección.

2. Sequedad vaginal

Este también es uno de los problemas sexuales que más experimentan las mujeres, ya que para la relación sexual es muy importante la lubricación que permita realizar la penetración o el coito. En este sentido, hablamos de una ausencia de lubricación que es capaz de provocar una penetración dolorosa y complicada. Usualmente este problema se debe a una alteración en el comportamiento hormonal y suele aparecer en mujeres jóvenes, pero también puede aparecer en aquellas que están en etapa de posparto o menopausia.

Anuncios publicitarios

Los lubricantes a base de agua suelen ser los mejores aliados para combatir el problema, aunque también se puede tratar con procedimientos hormonales.

3. Anorgasmia

Se habla de anorgasmia cuando la mujer tiene problemas para conseguir el clímax durante la relación sexual con su pareja, es decir, el orgasmo en el acto. Este problema no implica que haya una falta de excitación o que la mujer no sienta deseo por la pareja, incluso tampoco quiere decir que no se pueda alcanzar, sólo que tendrán que usar otros medios para que pueda lograrlo. Aunque si bien no existen medicamentos o fármacos que puedan contribuir a la consecución de un orgasmo, existen otros tratamientos como lo son las terapias con profesionales para tratar el problema. Sin embargo, se han usado sustancias inhibidoras como es el caso de la mirtazapina para su erradicación.

4. Trastorno de deseo sexual hipoactivo (TDSH)

Este tipo de trastorno consiste en una falencia o incluso en la ausencia de lograr fantasías que permitan desarrollar el deseo sexual por parte de la mujer. Las causas se deben principalmente al paso de la menopausia, generalmente. Sin embargo, se han reconocido algunos otros factores importantes como los son los problemas en pareja, ya que estos suelen causar en la mujer mayor impacto y producir un “enfriamiento” en el área erótica. También aparecen otras causas como condiciones y afecciones tales como la diabetes, el cáncer de seno, el embarazo y todas sus etapas, la depresión, la esclerosis múltiple, entre otras.

Es importante que una vez identificado el tipo de problema sexual que tenga la mujer, se acuda de inmediato a un médico para empezar a tratar el problema. Recuerda que las medidas y los tratamientos corresponden no sólo al tipo de problema sexual, sino también al nivel, la intensidad, la causa y el alcance que haya provocado la afección.

te puede interesar:

Anuncios publicitarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *