Problemas sexuales en los hombres más frecuentes

Anuncios publicitarios

Problemas sexuales frecuentes en los hombres

Cuando hablamos de problemas sexuales en los hombres, hablamos de una serie de dificultades que puede experimentar un hombre en cualquier etapa o fase de una relación sexual. Los problemas pueden aparecer desde la primera fase que consiste en el deseo y la excitación, hasta problemas para alcanzar el orgasmo y la rigidez de la erección, e incluso en la finalización del acto.

Este tipo de dificultades pueden aparecer en la vida sexual temprana o incluso pueden aparecer después de un tiempo. Generalmente son problemas que se desarrollan de forma gradual, pueden tratarse e incluso prevenirse. Entre los problemas sexuales en los hombres que más se presentan, encontramos los siguientes:

 Disfunción eréctil

Ocurre con mayor frecuencia en hombres que sufren de diabetes o adultos mayores. Se trata de un problema en el que al hombre se le dificulta mantener o lograr una erección o rigidez suficiente que permita una relación sexual satisfactoria. Algunas de las causas pueden ser historial de cirugía de próstata, uso de medicamentos para tratar la presión alta o la depresión, pastas para la acidez, entre otras.

Entre los tratamientos se encuentra el consumo de medicamentos, tubo con bomba o el uso de dispositivos para la reparación de los vasos sanguíneos.

te puede interesar:

 Eyaculación retrasada

Se trata de un problema en el cual el hombre no puede o se le dificulta mucho poder llevar a cabo la eyaculación. Esto puede ocurrir en una relación en pareja o con una estimulación manual (masturbación). Recordemos que la eyaculación es la liberación o secreción de semen que procede del pene.

Anuncios publicitarios

Algunas de las causas de este problema pueden ser incluso psicológicas, no se siente atracción sexual por la pareja, la masturbación es muy frecuente y hasta excesiva, eventos o situaciones traumáticas, deficiencia en la testosterona, daño en nervios de la pelvis, uso de algunos medicamentos, enfermedades del sistema nervioso, entre otras.

Eyaculación retrógrada

Ocurre una eyaculación retrógrada cuando en la vejiga hay presencia de semen que se liberó en el momento de la eyaculación y escapó por la uretra. Se trata de un problema cuya frecuencia de ejecución es relativa y generalmente sucede cuando el cuello de la vejiga no se vuelve a cerrar. Sin embargo, algunas otras causas pueden estar relacionadas a diferentes afecciones, como la diabetes, el uso de medicamentos para tratar la próstata o la uretra, además de cirugías en estos órganos y el uso de medicamentos para tratamiento de la hipertensión. Los síntomas consisten en micción turbia e incluso podría no haber liberación de semen una vez se logra la eyaculación.

Síndrome de Reifenstein

Consiste en un tipo de trastorno en el que ocurre una insuficiencia de andrógenos. Esta afección ocurre con frecuencia en niños pequeños cuando el cuerpo no es capaz de proporcionar y responder a la producción de las hormonas sexuales masculinas. Recordemos que estos reciben el nombre de andrógenos y la testosterona es la hormona sexual de los hombres.

El síndrome de Reifenstein se transmite de modo hereditario, es decir; de padres a hijos, y aunque si bien a las mujeres esto no les afecta, pueden ser portadoras del gen responsable del síndrome. Usualmente se acude a un tratamiento con testosterona para fortalecer el área fértil del niño una vez alcance la pubertad y su desarrollo.

Eyaculación precoz

Una eyaculación precoz sucede cuando el hombre no puede mantener un control sobre el reflejo eyaculatorio de modo voluntario. Esto permite que al alcanzar un grado de excitación sea bajo, medio o alto, en el menor caso, alcance el orgasmo y posteriormente la eyaculación.

La forma de tratarlo casi siempre se relaciona con las terapias psicológicas e incluso con un sexólogo. Es posible el suministro de algún medicamento que permite o bien reducir el problema retardando o eliminándolo completamente.

Anuncios publicitarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *