Partes del órgano reproductor femenino y sus características

Anuncios publicitarios

La importancia de cada parte del órgano reproductor femenino

El órgano reproductor femenino es la sección del cuerpo encargada de los procesos reproductivos, junto al órgano reproductor masculino. Comprende una parte sumamente importante ya que en esta zona es donde finalmente el nuevo ser se desarrollará y crecerá hasta alcanzar el número de semanas establecidas para salir del organismo de la madre.  

El gameto femenino, también conocido como óvulo, es el encargado de transmitir toda la información genética de madre a hijo, la cual permanece contenida en éste. El órgano reproductor femenino se pone en marcha, una vez inicia la producción del gameto y pone en funcionamiento a todas las partes que lo constituyen. En el curso de la reproducción, es necesario comprender que el óvulo no trabaja como un almacenador, sino que es uno de los participantes más importantes para permitir la fecundación, finalmente. Esta parte del órgano reproductor femenino, es mucho más grande que la esperma y tienen la particularidad de desarrollarse en el nacimiento de cada mujer.

Cada parte del órgano reproductor femenino trabaja en pro de un proceso que conforma todo el procedimiento que realiza esta parte del cuerpo, siendo de vital importancia cada sección para permitir el funcionamiento de la otra, como veremos más adelante.

te puede interesar:

Partes del órgano reproductor femenino

Las partes pueden clasificarse dependiendo de su lugar de ubicación, ya sea al interior del cuerpo o en su zona exterior, permitiendo así, la ejecución de diferentes funciones en pro de la protección y el cuidado del área.

organo reproductor1Progesterona: Se trata de una hormona cuyo objetivo se enfoca en el aumento de los vasos sanguíneos dentro del endometrio uterino. Una vez el óvulo se desprende de su instancia y es fertilizado por la esperma, las paredes del útero se encuentran preparadas para su llegada y almacenamiento, para permitir el proceso de desarrollo del feto.

Ovarios: Similares a una almendra, los ovarios se encargan de la producción del óvulo que pretende ser fecundado cada 28 días (número sujeto a alteraciones y variantes por cada mujer). Se ubican en el interior del cuerpo, más exactamente en la zona abdominal, en la pelvis. Cada uno de los ovarios se ubica en un lado del útero. Son los ovarios quienes segregan las hormonas: progesterona y los estrógenos.

Trompas de falopio: Se constituyen como dos tubos pequeños que forman un arco y se conectan al lado derecho e izquierdo del los ovarios. Estos conductos van desde los ovarios hasta conectarse con el útero. Es este el lugar donde la fecundación ocurre, pues actúa como canal de la esperma y los óvulos.

Útero: Esta parte del órgano reproductor femenino, se parece a una pera invertida, constituye un órgano musculoso y contiene un hueco. Está formado por tres capas.

Anuncios publicitarios
  1. Capa interna: También conocida como endometrio que durante el paso de cada ciclo menstrual, contiene una serie de vasos sanguíneos adicionales y nutrientes para brindar todas las condiciones necesarias durante el período de la gestación al bebé.
  2. Capa intermedia: Esta se conforma de músculos con contextura lisa y se halla en la mitad de la capa interna y la capa externa.
  3. Capa externa: Es la última capa que protege y conforma el útero y su material es sumamente elástico, por lo que permite el ingreso y la modificación hasta la adaptación.

Las condiciones de las capas que conforman el útero, son capaces de crecer enormemente y de contraerse para permitir el momento del parto cuando el bebé ha crecido lo suficiente y se desarrollado de tal manera que ya debe salir del cuerpo de la madre.

Vagina: Se trata de un tubo muscular que es de consistencia elástica que permite la conexión del útero con el exterior del cuerpo. La vagina se ubica en la parte de la pelvis inferior en medio del recto y la uretra. La vagina termina en un orificio que se ubica en medio de los labios vaginales mayores. Funciona como un conducto que permite la unión de la vulva en el exterior con las demás partes internas del órgano reproductor femenino.

Vulva: Es posible ver la vulva cuando separamos los muslos. Se encuentra protegida de dos capas, las primeras que se ubican al exterior del cuerpo siendo los labios mayores y los que se encuentran en el interior, los labios vaginales menores. Cuando ocurre el período de la pubertad en la mujer los labios mayores inician la producción de vello púbico.

Meato: Justo debajo del clítoris se ubica el meato urinario, el cual se encarga de acondicionar las vías urinarias. Esta es la zona desde donde se produce y fabrica la orina hacia el exterior del cuerpo.

organo reproductorHimen: Esta parte del órgano reproductor femenino se encuentra situado en la vagina, más exactamente en la abertura de esta. Cuando una mujer no ha tenido relaciones sexuales el himen permanece intacto, se trata de una membrana completa que al presentarse el coito se rompe sin producir dolores importantes, aunque esto varía en cada mujer. Sin embargo, el himen puede romperse por diferentes factores, como el ejercicio, permanecer mucho tiempo sentada, introducir objetos y demás actividades. La membrana podría o no, tener una abertura que permite la segregación de flujo menstrual. Cuando ocurre la relación sexual, al romperse, puede presentarse un poco de sangre.

Clítoris: Se encuentra en la zona interna de la vagina, pero puede asomarse la punta de ella en la vulva de la mujer si se abren un poco las piernas. La función de esta parte del sistema de reproducción es la de estimular y provocar placer a la mujer, lo que además de llevar al éxtasis a la persona, permite la lubricación a través de fluidos para facilitar la penetración. Constituye una forma flexible que se mueve de acuerdo a la uretra y las paredes vaginales.

Labios vaginales: se trata de una especie de pliegues que rodean la creta y pueden visualizarse fácilmente. Son cuatro labios, dos que se ubican alrededor siendo los más grandes, llamados labios mayores y los dos menores, que se ubican en el interior de los mayores.

Monte de venus: Puede identificarse por la forma en la que la mujer puede verlo a partir de su mismo cuerpo. Es aquí donde se presenta la aparición del vello púbico. Se encuentra provisto de glándulas sudoríparas y sebáceas que permiten la respiración de la zona. Recordemos que la aparición del vello púbico aparece cuando la mujer presenta la pubertad, la cual constituye una etapa llena de cambios fisiológicos que desarrolla su cuerpo.

Vestíbulo de la vagina: Consiste en la zona de la vulva que se ubica justo en medio de los labios menores. Es aquella parte donde se encuentra la vulva y la entrada de la vagina. Es en esta zona donde yace el himen.

Anuncios publicitarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *