La higiene adecuada del sistema reproductor femenino

Anuncios publicitarios

La importancia de mantener una higiene adecuada en esta zona

Es necesario que como mujer comprendas la importancia de mantener una higiene adecuada en esta zona de tu cuerpo, la cual debe ser diaria y de modo externo, para prevenir de infecciones en esta zona tan delicada. Es necesario hacer énfasis en la ducha, ya que es la situación en la que probablemente estés cometiendo errores. El órgano femenino es capaz de, a través de sus propias secreciones, expulsar todo tipo de suciedad que pueda entrar en la vagina. Por esto, el uso de artículos como shampoos enfocados en esta zona, pueden alterar y desnivelar el pH vaginal, incluso el jabón y las infusiones, lo que además de causar irritación y hongos, puede provocar la producción de otras infecciones.

te puede interesar:

El baño o la ducha

En esta área es de menester que como mujer sientas limpia tu zona vaginal, además de mantenerla en las condiciones adecuadas para proporcionarle frescura y limpieza a esta parte de tu cuerpo. Las duchas pueden realizarse con un jabón suave, preferiblemente un jabón neutro que es capaz de eliminar los olores que puedan emanar desde la zona y detener la comezón que es producida por el sudor y el crecimiento del vello púbico. Para los cuidados a lo largo del día, la limpieza debe ser con papel higiénico cuando haya flujo de forma abundante y cada vez posterior a cada micción. No olvides el uso de protectores diarios en tu ropa interior.

Anuncios publicitarios

Cuidados y limpieza después de las relaciones sexuales

higieneDespués de una sesión de sexo oral, es recomendable que la mujer se lave con agua y con jabón la zona, pues lo cierto es que en la boca, especialmente en la saliva, se acumulan una cantidad de bacterias capaces de ingresar al cuerpo por esta zona las cuales pueden resultar sumamente dañinas y perjudiciales para la vaigna. De hecho se considera que la saliva puede ser mucho más perjudicial para la vagina, que para el pene.

En cuanto a la práctica del sexo anal, es necesario tener en cuenta que al interior de este orificio del cuerpo humano, reside una bacteria que lleva el nombre de E.Coli, la cual en caso de pasarse a la zona vaginal, puede infectar e incluso resultar muy difícil de desaparecer de la zona. Por esta razón, una vez se realice el sexo anal, es necesario cambiar de condón para el coito vaginal, incluso lavar el pene de forma cuidadosa.

Durante la menstruación

En estos días, no cesan los cuidados del aparato reproductor femenino, pues al tratarse de un caso natural en las mujeres, lo cierto es que puedes tomar medidas a fin de ofrecer las mejores condiciones durante estas fechas. Lo recomendable es cambiar constantemente de toalla sanitaria a lo largo del día, podrían ser de tres a cuatro veces. En caso de que uses un tampón como cuidado, es preferible que no pase más de cuatro horas dentro de tu vagina, pues este tipo de elementos son capaces de contribuir a la aparición de microorganismos que podrían afectar el pH de la zona.

Recuerda que la sudoración excesiva y la presencia de flujo vaginal en abundancia, son señales de que algo anda mal en tu cuerpo, por lo que será completamente necesario asistir al médico lo antes posible, pues es posible que se trate de infecciones y padecimientos que tienen la capacidad de comprometer de forma importante tu salud y la salud de la zona.

Anuncios publicitarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *