¿Qué es la disfunción eréctil en los hombres?: 6 Preguntas frecuentes

Anuncios publicitarios

¿Cuándo hablamos de una disfunción eréctil?

La disfunción eréctil, también conocida frecuentemente como impotencia sexual, consiste en una condición que impide la consecución y lograr mantener el momento de la erección o la rigidez del pene, el tiempo suficiente como para poder tener una buena relación sexual en el momento del coito, especialmente y en este sentido, que sea capaz de satisfacer a las dos partes en la relación. Según estudios, el problema de la disfunción eréctil es capaz de afectar a uno de cada cinco hombres, especialmente en el continente europeo.

IMPORTANTE: La disfunción eréctil debe distinguirse y separarse de otras condiciones que  afectan a la vida y la relación entorno a lo sexual, entre ellos la ausencia de apetito sexual, la eyaculación retrasada, la eyaculación prematura, la ausencia de eyaculación, alteraciones generales de los sistemas e incluso los trastornos en el proceso del orgasmo.

1. ¿Requiere tratamiento?

Si. La disfunción eréctil en los hombres es considerada incluso una enfermedad. En este sentido, la condición es capaz de afectar e impactar en la vida del hombre no sólo en cuanto a lo que relaciones sexuales se refiere, sino a la relación sentimental, con la familia, el área laboral e incluso la vida social. Se consideran otros factores también responsables de una disfunción eréctil, pero no se habla de este problema propiamente, sino de un percance temporal ocasionado por situaciones o acciones tales como la presencia de estrés y cansancio, enfermedades de gravedad, están bajo los efectos de las drogas o el consumo de bebidas alcohólicas, además de los conflictos psicológicos.

2. ¿Cuándo se empieza a hablar de una disfunción eréctil en los hombres?

Aunque si bien existen factores que pueden llevar a la ausencia de la erección, no todos ellos son momentos considerados como una disfunción eréctil en concreto. Hablamos de esta enfermedad cuando el problema se repite por un período de tiempo que alcanza o supera los 6 meses de duración. Es decir, cuando es un problema que se repite.

Anuncios publicitarios

3. ¿Qué tan común es la disfunción eréctil?

Estudios se han realizado en diferentes zonas del mundo y las conclusiones son casi siempre las mismas; la disfunción eréctil en los hombres, es capaz de afectar a mucho más del 50% de los hombres alrededor del mundo, especialmente si éstos superan los 40 años de edad. En países como España, particularmente, este problema afecta a cerca del 25% de los hombres.

4. ¿Por qué se ocurre la disfunción eréctil?

Existen diferentes causas por las que se lleva a cabo un problema como lo es la disfunción eréctil, como por ejemplo en el área psicológica, vascular, hormonal y demás, entre ellas a nivel general se encuentran las siguientes: ausencia de hormonas sexuales en el hombre, efectos secundarios por uso de algunos medicamentos, enfermedades como la diabetes, la hipertensión arterial y alteraciones del colesterol, el consumo de tabaco, uso de drogas como la marihuana, consumo de bebidas alcohólicas en exceso, falta de actividad física, el insomnio, la fatiga, problemas en el área laboral, la ansiedad, la depresión, problemas sentimentales y hasta el estrés.

5. ¿Puede ser la disfunción eréctil un indicio de un problema mayor?

Si. Se considera que así como algunos factores contribuyen a la aparición de la disfunción eréctil, este problema, a la vez, es el reflejo de un problema mayor o menor que anuncia que algo no está funcionando correctamente como debiera en el organismo del hombre, especialmente en el aparato reproductor masculino, como lo es el caso de cáncer de testículos, especialmente.

6. ¿Puedo prevenir la disfunción eréctil?

Si. El principal recurso que sirve de soporte para prevenir la aparición de este problema, es el cambio y la mejora del estilo de vida que lleva el hombre. En esta medida, es necesario evitar todas aquellas situaciones en las que los hábitos se consideren negativos, como el consumo de drogas, grasas saturadas, no tener un control sobre el estrés, llevar una vida sedentaria, además de otro problemas que repercuten en el funcionamiento de las venas y arterias.

te puede interesar:

Anuncios publicitarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *