Datos importantes para practicarse un autoexamen testicular

Anuncios publicitarios

¿Cómo y cuándo hacer un autoexamen testicular?

¿Alguna vez has escuchado del autoexamen testicular? ¿Sabes cómo hacerlo? ¿Tienes claro para qué funciona? Si titubeas en responder estas preguntas, es muy importante para ti toda la información que verás en este artículo, la cual será de gran utilidad.

Verás, el autoexamen testicular es un método muy importante y a la vez sencillo, que es capaz de informar a los hombres cualquier anomalía, ya sea que se trate de una examinación de los testículos con el fin de garantizar que no se tienen protuberancias o bultos anormales, principalmente porque esto sería una señal de la presencia del cáncer de testículos.

te puede interesar:

¿Cómo realizar un autoexamen testicular?

Si tienes dudas sobre cómo y cuándo debes hacerlo, presta atención al siguientes paso a paso, o los aspectos claves que debes tener en cuenta a la hora de realizarte este tipo de examen:

1. Aprovecha la ducha

Uno de los mejores momentos para practicar este autoexamen, es mientras estás tomando una ducha o incluso después de un baño caliente, de forma inmediata. Esto porque justo después del contacto con el agua, el escroto que es la piel encargada de almacenar y proteger a los testículos, se encuentra mucho más relajado, lo que facilita el proceso manual.

2. Uno y luego el otro

Anuncios publicitarios

Toma los testículos en tus manos, pero empieza en evaluar uno a la vez para estar seguros y comprobar la ausencia de anomalías con mayor seguridad. Con un testículo entre tus dedos, vas a empezar a girarlo presionando un poco pero muy leve. Una vez hecho esto con los dos testículos rodeandolos y evaluándolos, pasa a colocar ambos dedos pulgares sobre la zona superior del testículo, casi que de donde nacen debajo del pene. Empieza a hacer girar un testículo a la vez entre los dedos.

3. ¿Qué debes sentir en el proceso?

En el proceso de tacto y palpabilidad, debes sentir el conducto responsable del transporte de los espermatozoides, el cual recibe el nombre de: epidídimo. Se trata de un cordón muy blando que es bastante delicado, por lo que si lo presionas con mucha fuerza, lo más probable es que sientas dolor. Se encuentra ubicado en el borde superior en la zona de atrás de cada uno de los testículos. Si sientes un pequeño bulto del cordón no te preocupes, es completamente normal.

Generalmente algunos hombres sienten un testículo más grande que otro, con frecuencia es el testículo derecho el que parece ser más grande en una gran parte de los hombres. Así que si sientes esto, también es normal.

4. Lo que debes detectar

En este momento del autoexamen, vamos a identificar problemas que podrías ser responsables o fuertes indicios de cáncer de testículos, como la presencia de bultos, bolitas, protuberancias y demás, cercanas a los testículos, frente o incluso a los lados de ellos. Los bultos en ocasiones pueden ser tan pequeños que incluso su tamaño puede asimilarse al de una arveja o un grano de arroz.

5. Cuando notas algo anormal

Durante el proceso, nos encargamos de identificar la posible presencia de agentes como bultos, alteraciones anormales y repentinas en el tamaño de los testículos, dolor en alguna zona del cuerpo, molestia y malestar en las ingles, dificultades para respirar, dolores en el cuello entre otros. Si sientes cualquiera de estos síntomas, debes consultar en el menor tiempo posible a tu médico para realizar exámenes que descarten o detecten la presencia del cáncer de testículos.

Anuncios publicitarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *