Cuidados y atenciones del aparato reproductor femenino

Anuncios publicitarios

¿Cómo debemos cuidar esta parte del cuerpo?

Los órganos reproductivos son la parte más delicada de nuestro cuerpo, por lo que los cuidados y las atenciones que tengamos con esta zona del cuerpo son claves en nuestro aseo diario. Es necesario comprender que esto no quiere decir que deban lavarlos con una alta frecuencia, sino que, debemos prestar atención a las medidas necesarias para preservar su salud propia y la mitigación de posibles enfermedades e infecciones.

te puede interesar:

Cuidados y precauciones que debes tener en cuenta

A continuación presentamos una serie de cuidados que sin duda debes tener en cuenta para permitir la tranquilidad y sobre todo mejorar y repercutir en la salud de la zona vaginal que representa una gran importancia para el cuerpo femenino. Con base en esto y en las complicaciones que como vimos, pueden aparecer, exponemos una serie de cuidados y precauciones que debes tomar:

Anuncios publicitarios
  • El uso de prendas sumamente ajustadas en esta zona, puede irritar la zona vaginal y no permitir el paso de aire fresco que le brinde las condiciones adecuadas a la zona. Por lo que deberás tratar de usar prendas preferiblemente no tan ajustadas que no permitan la respiración de tu vagina.
  • cuidados y atencionesLos jabones son los principales causantes de las alteraciones del pH vaginal, lo que además de modificar su situación, provoca cambios que podrían comprender la perjudicación de la zona vaginal al ser un agente tan importante que evita la entrada de microorganismos negativos para el cuerpo.
  • Además de los cuidados para la zona vaginal, también deben considerarse cuidados específicos para la zona perianal, ya que al estar tan cerca una de la otra, ésta última cuenta con un microorganismo negativo que podría afectar seriamente la zona. Para evitar esto, es necesario que una vez efectuada la micción o la defecación, se limpie muy bien la zona. En esta misma medida, debe limpiarse después de haber usado geles lubricantes en las relaciones sexuales y en cualquiera de ellas.
  • Durante el período de menstruación, los cuidados deben ser un poco más fuertes. Esto no quiere decir que debemos bañarnos cuatro veces por días ni ponernos shampoos “especializados” y demás, sino que, además de mantener aireada la zona, debemos usar protectores que no emitan ningún olor particular como lo muestra el mercado, ya que desconocemos la forma en la que el agente químico causante del olor, actuará con el pH de tu vagina.
  • Es necesario evitar el uso de esponjas de baño o guantes durante las sesiones de limpieza, ya que además de tener lacapacidad de irritar la zona, también podrían perjudicarla, transmitiendo agentes de infección.
  • Debes evitar el uso de perfumes, talcos, desodorantes y cualquier otro artículo del sector cosmético, pues este tipo de artículos son causantes de irritaciones además de poder afectar y alterar el equilibrio fisiológico del área vaginal.
  • En cuanto a las prendas íntimas, es necesario que se usen, preferiblemente, aquellas prendas cuya confección se base en los tejidos naturales, los cuales además de permitir la transpiración de la zona, permitan la liberación de la humedad y el calor emitido por la zona vaginal que yace de forma excesiva. El lavado de este tipo de prendas debe ser suave para cuidar de su material de fabricación. Opta por las prendas hechas con algodón o que estén recubiertas de este tipo de material.
  • Aunque resulte mucho más práctico, debes evitar el uso de tangas o bragas muy delgadas contínuamente, pues lo que queremos permitir es un acondicionamiento de la zona, por lo que este tipo de ropa, llevándose a usar de forma constante, puede irritar la zona.
  • Cuando notes que tu ropa interior está demasiado húmeda, es mejor retirar la prenda y usar otra limpia, de esta forma evitas mantener la zona con presencia de flujo que podría irritarla.
  • Los olores fétidos emitidos por la zona vaginal, al igual que la presencia de flujo de forma abundante, son señales de alteraciones sobre el cuerpo, por lo que será necesario visitar el ginecólogo de manera inmediata.
  • Se aconseja el uso de toallas íntimas especialmente, además de protectores diarios justo después de la micción o las relaciones sexuales.
  • cuidados y atenciones1Una alimentación sana, también hace parte de los cuidados que debemos tener, pues además de ser sumamente beneficioso para nuestro organismo a nivel general y sus funciones, permite el manejo eficiente del sistema reproductivo y todos los sistemas que lo conforman.
  • Ligado a la alimentación, tener muy poco peso, impide la producción de hormonas de estrógeno, por lo que el sistema reproductivo femenino, no podrá trabajar. Mientras que, si pesas demasiado, la producción de estrógeno se hará de forma excesiva, dejando, empezará a actuar como una especie de medicamento para la regulación de la natalidad, siendo vulnerable a contraer enfermedades serias como el cáncer.
  • El consumo de tabaco, es uno de los agentes causantes de daños en los ovarios, ya que interviene en la fabricación de hormonas importantes como el estrógeno y permite que los óvulos estén más sensibles para contraer anormalidades de carácter genético.
  • Cuidar y tener una vida sexual saludable, permite que el aparato reproductor femenino esté en las mejores condiciones y funcionando en pro de su propio bienestar, por lo que tener relaciones sexuales de forma responsable, además de evitar el contagio de enfermedades sumamente graves, es posible que se desarrollen las infecciones.

Anuncios publicitarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *